1 de agosto de 2011

Es difícil saber comportarse como una persona adulta cuando sabes que con tus pocos años quieres disfrutar, porque sabes que dentro de poco llegará ese momento en el que madures. Entonces ahí querrás ser pequeña otra vez.
Me enseñaron que apreciar la vida es saber vivirla en cada momento, disfrutar de los mas mínimos sucesos y sonreir con ganas. Me enseñaron que en los momentos serios hay que saber comportarse; pero nunca me han enseñado que en cualquier otro momento se puede desvariar...
Sin embargo así lo he hecho. Pero el no enseñarme ha sido un grave error, porque nunca me habían dicho que había un límite y ahora me duele saber que lo he tenido que descubrir yo sola, porque para ello he tenido que meter la pata.
Pero también estoy orgullosa, porque si algo me han dicho es que de los errores se aprende, y yo he aprendido que aunque sepamos desvariar; siempre habrá una línea invisible que nos limite ciertos puntos... Porque hay pequeños errores que en algun momento de nuestra vida nos harán perder grandes tesoros.

2 comentarios:

la lluvia al caer dijo...

Vaya vaya,menudo blog! Me gusta me gusta, no lo dejes nunca, eh? que es genialidad pura :) Un beso, aquí tienes un nueva seguidora hahaha. Me devuelves el favor y me sigues?

http://meditacioncomomedicacion.blogspot.com

Uxía Romero dijo...

Por supuesto :D
XOXO