17 de abril de 2011

Algún día la vida me sonreirá

Normalmente suelo hacer lo que quiero, sabiendo que no está mal. Y aunque esta vez tampoco está mal, se que no es lo mejor para mi. Si, me refiero a que te echo de menos, me refiero a que cuando veo fotos de aquellos días que pasábamos juntos tengo ganas de ti, tengo ganas de volver a besarte. A pesar de que me has hecho daño también me has hecho feliz, mientras estaba contigo. Me torturaba a mi misma sabiendo que todo se iba a acabar algún día, y por ser pesimista se acabó antes de tiempo. Cada vez que me miras a los ojos y aparto la vista me vuelvo loca, porque me dices "No eres capaz de aguantar la mirada" y aunque no sepa qué decir; me encanta. Cuando veo que me escribes me late fuerte el corazón, me haces sentir una sensación rarísima... Y cuando veo que pone "Enana, te echo de menos" tengo ganas de estar contigo. Y aunque lo único que quiero es que todo eso siga vivo, que se mantenga en pie, solo me siento como una flor que se marchita poco a poco cuando esas cosas que dices parecen de verdad y en realidad me haces daño, me utilizas. Si fuese por mi, me dejaría, pero ya he dicho mil veces que hay algo que lo impide. Mejor dicho, ALGUIEN.

No hay comentarios: